El Poder del Diseño

Los diseñadores juegan un papel crítico en el éxito de nuestra economía, como agentes de cambio social en un mundo complejo y como los principales arquitectos de soluciones sostenibles para un planeta con problemas.

 

El poder del diseño es el poder de transformar el mundo. Con el Poder del Diseño se puede corregir lo que está desviado en nuestras comunidades. Se pueden abordar los males más difíciles de la sociedad. Adecuadamente utilizado, el diseño puede tener un impacto enorme sobre los dilemas de raíces profundas tales como los estragos de la pobreza, el miserable estado del sistema educativo y el fracaso de la justicia penal. 

 

Pero el camino para liberar el Poder del Diseño y llevarlo a un nivel trascendente que busca corregir los problemas fundamentales al abordar las necesidades de todas las personas - no es algo fáci. Sin embargo, si tenemos el valor para abrazar el potencial no explotado del diseño, no habrá límite a lo que se puede alcanzar en el futuro de la civilización.

 

El poder del diseño, se libera cuando se establece un proceso de colaboración donde la sensibilidad del diseñador y los métodos que se emplean satisfacen las necesidades de la gente, no solo con lo que es técnicamente viable, sino con una estrategia de negocios más que rentable. En pocas palabras, convierte la necesidad de la demanda en oportunidades para la oferta y finalmente, beneficios para todos. Se trata de un enfoque centrado en el hombre a la resolución de problemas que ayuda a personas y organizaciones a ser más innovadores y más creativos.

El Poder del Diseño no es sólo aplicable a las industrias llamadas creativas o personas que trabajan en el campo de la innovación. Es una disciplina que puede cambiar aspectos tan disímbolos como mejorar la calidad de la atención al paciente en sistemas nacionales de salud, a re-examinar las formas en que las enfermeras gestionan el cambio de turno, hasta repensar la gestión de una cadena de suministro.

 

Muchas empresas ven al diseño como algo ajeno, aún cuando aspiren a obtener los beneficios que de él se derivan, tales como llegar a poseer una innovación que cambie el juego a su favor como el iPod. Una de las razones por las que el diseño no tiene el impacto que podría tener es que se confía demasiado en el pensamiento analítico, que sólo perfecciona el conocimiento actual, produciendo pequeñas mejoras en el status quo.

Para ganar, las empresas necesitan pensar en el poder que les puede proporcionar el diseño. Esta forma de pensar se basa en el conocimiento, que avanza la forma de una etapa heurística de misterio (algo que no podemos explicar) a una regla de oro que nos guía hacia la solución, al algoritmo (una fórmula predecible para la producción de una respuesta) con el código (cuando la fórmula se vuelve tan predecible que puede ser totalmente automatizado). A medida que avanza el conocimiento a través de las etapas, la productividad aumenta y se abaten los costos de la creación de valor para las empresas.

 

Empresas líderes de nuestro tiempo, tales como Procter & Gamble, el Cirque du Soleil, RIM, y otros utilizan el Poder del Diseño para impulsar sus modelos de negocios y productos a través de las etapas descritas, de manera que resulten en innovaciones y ventajas competitivas.

El Poder del Diseño en los Negocios revela el verdadero fundamento de la innovación exitosa y rentable. Este Libro que el Dr. Julio Frías ha impulsado es un esfuerzo que representa un avance muy positivo hacia potencializar el Poder del Diseño en nuestro país y por ello le damos la más cálida y entusiasta bienvenida.